Pénfigo.


Pénfigo foliáceo

El pénfigo foliáceo es una enfermedad autoinmune de la piel mediada por anticuerpos, y caracterizada por acantólisis. La patogénesis implica la producción de autoanticuerpos IgG4 e IgG1, frente a proteínas de las moléculas de adhesión de los queratinocitos (desmosomas), siendo la desmogleína I y desmocolina los principales antígenos implicados en perros. La unión de anticuerpos a dichas moléculas de adhesión interrumpe la cohesión intercelular de los queratinocitos, lo que se traduce en acantólisis y lesiones típicas como ampollas y pústulas intraepidérmicas. El pénfigo foliáceo ha sido relacionado con la exposición a fármacos, neoplasias e incluso, con algunas dermatosis de origen alérgico.
Tradicionalmente, el tratamiento para el pénfigo foliáceo canino ha sido la inmunosupresión, con sus efectos secundarios y donde sólo el 53% de los casos tratados sobreviven durante más de 1 año.

¿Cómo actúan las células madre?

Ha sido publicado el tratamiento de esta patología en un caso refractario a los esteroides en el perro mediante terapia celular con MSCs de tejido adiposo y modificadas con el gen CTLA4 (el cual tiene un potente efecto inhibidor de los linfocitos T), incrementando así su capacidad inmunosupresora.






© Todos los Derechos Reservados a Vitastemcel 2017