Secuelas Post Distemper.


¿Qué es el DISTEMPER?

El Distemper canino es una enfermedad viral grave. Los síntomas iniciales son a menudo la secreción en los ojos y la nariz, fiebre intermitente, pérdida de apetito y tos con neumonía posterior. Las áreas del cuerpo que ataca el virus interactúan con el medio ambiente, (membranas mucosas), comenzando con el tracto respiratorio (neumonía). Después el virus comienza a atacar el epitelio gastrointestinal, causando vómitos y diarrea. Además hay una fase neurológica, en la que el virus comienza a atacar el sistema nervioso central. En esta etapa vemos las convulsiones de tipo epiléptico, las contracciones de la mandíbula (como si el perro estuviera masticando goma), temblores, pérdida del equilibrio y coordinación, pérdida del control de los miembros (más comúnmente las extremidades traseras). Los síntomas pueden progresar hasta la muerte o llegar a ser estacionaria o permanente.
El virus del Distemper es similar a los virus de sarampión humano. Hoy en día existen vacunas y se llevan a cabo varias campañas de vacunación. Es muy importante que en los perros de adopción se realice un enfoque preventivo. Sin embargo, cuando el perro se ve afectado por el distemper y obtiene secuelas del aparato locomotor, el dueño puede buscar el tratamiento con células madre para restaurar el movimiento y la calidad de vida del animal.

¿Como actúan las células madre?

Las células madre son capaces de diferenciarse en neuronas, disminuir la apoptosis neuronal y la proliferación de astrocitos, la estimulación de la producción endógena de oligodendrocitos y actuar directamente sobre la vaina de mielina, promocionando la mielinización de los oligodendrocitos lesionados.


Protocolo Secuelas Post Distemper




© Todos los Derechos Reservados a Vitastemcel 2017